Camino a su boda la novia sacude su cabello y siente algo que se mueve, Cuando fue al médico no lo creerás


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
El día de nuestras bodas puede ser una de las experiencias más increíbles de nuestras vidas o también una de las más odiadas si las cosas no salen como las planificamos, es por eso que para que este evento sea único, debemos ponerle corazón.Muchas mujeres contratan planificadoras de bodas, una banda de moda, un bufet increíble y se cercioran de que cada detalle vaya como soñaron, sin embargo no siempre no es así como esperaban.

Y esto fue justamente lo que le ocurrió a una novia llamada Kelly quien a pesar de haber planificado todos y cada uno de los detalles del día de su boda, sufrió una grave crisis de nervios que por poco le cuesta su día soñado.

Todo comenzó unas semanas antes de la boda

cuando decidió que para conseguir el bronceado perfecto que requería su día especial, debía tomar unas vacaciones pre boda con su pareja en una bella playa de Costa Rica.

Todo fue de maravilla en este asombroso viaje y Kelly consiguió lo que quería, sin embargo, durante una de las veladas un extraño mosquito la picó en la parte posterior de la cabeza.

Sin prestarle atención, Kelly colocó un poco de vaselina en el lugar para que bajara la inflamación típica de una picada y siguió con su rutina. Cuando el asombroso viaje terminó, ambos volvieron a casa a planificar los últimos detalles de la ceremonia, pero entonces todo empezó a volverse una pesadilla.

Kelly había experimentado una picazón en el mismo lugar donde el animal la había mordido

pero pensó que la piquiña era una secuela de la mordedura del mosquito como a veces suele suceder, de modo que continuó con su vida, pero justo el día de la boda la joven cuando estaba por trasladarse a la iglesia, comenzó a llorar y a gritar diciendo que sentía que animales le caminaban por su cabeza.

Muy preocupados los familiares la llevaron al médico de camino a la iglesia y aunque muchos pesaron que se trataba de una crisis de nervios, el doctor pudo encontrar rápidamente la causa.

En la parte posterior de su cabeza, donde aquel inofensivo mosquito la había picad, Kelly había producido varias larvas de extraños animales que efectivamente le estaban caminando y se habían vuelto enormes.

Bastante aliviada de que hubiesen encontrado la causa y un poco asqueada de que eso le hubiese podido ocurrir, finamente Kelly pudo tener la boda de sus sueños después de haber sido curada, pero quiso compartir la historia con el mundo para que estén pendientes de las picaduras de animales que muchas veces pueden parecer inofensivos y resultan no serlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *