Las 7 razones por las que aún no has encontrado a tu media naranja

viral 2047 Visitas

Hoy en día la gente sufre cada vez más de soledad y la incapacidad de encontrar una persona con la que pueda esperar algo más que un par de citas.

No te has recuperado de relaciones anteriores


“Un clavo saca otro clavo” y tratar de demostrarle a alguien que todavía estás “en demanda”, es una táctica definitivamente fracasada que solo puede multiplicar tu sufrimiento. Este comportamiento alejará a tus parejas potenciales. ¿A quién le gustará que lo utilicen como una boya de salvamento o como un medio para molestar al ex novio o a la ex novia? Date tiempo para calmarte y entender lo que realmente quieres.

Excesivas expectativas


Algunas chicas sueñan con un príncipe, los chicos con una mujer ideal en todos los aspectos, mientras que la vida con gente real se ve un poco diferente. Presta atención antes que nada a ti mismo. ¿Cómo te ves? ¿Qué le puedes dar a otra persona? ¿Estará bien contigo? Es bien sabido que los príncipes se casan con princesas. En otras palabras, si necesitas una persona con ciertas cualidades, primero intenta establecer otras similares en tí mismo.

Sueñas con la persona que ya tiene pareja


No pierdas tu tiempo. Por supuesto, todo sucede en la vida y no vamos a condenar a nadie, pero de todos modos piensa: ¿qué “media naranja” puede salir de una persona capaz de engañarte? Y no te convenzas de que el marido o la esposa de tu pareja soñada es la “culpable de todo” o tú eres “mejor”. Incluso si alguna vez ocupas su lugar, constantemente te agobiarán las dudas: ¿acaso ahora no te engaña?

Desconfianza

“Son todos iguales”, “todos solo quieren eso”. ¡Con qué frecuencia oímos tales declaraciones de hombres y mujeres! Bueno, hay algo de verdad en esto, especialmente si te enamoras de personas con características similares. No es necesario confiar en cualquiera, pero no vale la pena renunciar a las personas por tener una desconfianza subrayada. Ellos no son culpables de lo que hizo tu ex. Es mejor observarlos y no ignorar los signos alarmantes.

Miedo a las relaciones serias

La falta de confianza en que los sentimientos resistirán las pruebas rutinarias, el miedo inconsciente de perder el espacio personal, el temor a caer en la dependencia de una persona cercana, todo eso parece un muro invisible para bloquearte de nuevos conocidos. ¿Cómo cambiar la situación? No existen medios universales, pero como en los casos anteriores, antes que nada es necesario cuidarte: encontrar tu propia afición, estar con las personas más seguido y no reflexionar sobre pensamientos negativos.

El deseo desesperado de gustarle a alguien

El comportamiento de un pavo real que demuestra su magnífica cola, solo funciona bien en el mundo animal. La mayoría de las personas con eso solo puede provocar risas, compasión e incluso hostilidad. Otra forma de comportamiento que tampoco funciona es cuando intentas complacer a las personas, ajustarte a ellas. No uses vestidos de encaje y tampoco sonrías lindo si no te gusta. Mejor sé tú misma. La persona adecuada lo apreciará.

Tienes demasiada prisa


Al haber escuchado conversaciones sobre el “reloj biológico”, algunas personas están dispuestas a ver a “su futuro prospecto” en cualquier persona que se encuentre cerca y literalmente se cuelgan de su cuello. Está bien que tengas serias intenciones. Pero no compartas tus ideas en la primera cita sobre cómo te gustaría llamar a tus futuros hijos. Esta presión puede asustar incluso a aquellos que desde el principio sintieron algo más que simpatía por ti.

Compartir

Comentarios