14 signos de que estás saliendo con un verdadero caballero y no con un mujeriego


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 ¿Cómo saber que él con quien estás saliendo es el correcto? ¿Es él el que quiere pasar contigo el resto de su vida? En este artículo intentaremos responder a estas preguntas que preocupan a las mujeres que en un dado momento de su vida conocieron a un chico por el cual se sienten atraídas… Desde el momento que empezamos una relación, la mayoría de nosotras no podemos evitar sumergirnos en un torbellino de sentimientos y dudas. ¿Soy para él algo pasajero? ¿Le importo? ¿Juega conmigo? ¿Quiere algo serio conmigo?

Cada hombre es distinto, así que encasillar a todos sería erróneo. No obstante, podemos enumerar algunos signos que son universales para todos hombres y los cuales demuestran si el chico con quien sales es un verdadero caballero o un mujeriego. He aquí la respuesta a la pregunta del millón: ¿Cómo saber si él quiere algo serio contigo?

1. Te hace sentir bienvenida y cómoda alrededor de su familia y amigos
Nunca te sientes “fuera de lugar” cada vez que estás en su compañía. Todo lo contrario, te sientes cómoda estando con ellos, ya que te tratan como parte de su familia. De hecho este tipo de situaciones deberían ser la norma y no la excepción, pues tu pareja siempre te debería de ver como una persona más de su grupo más querido, la más especial de hecho, por lo que cualquier tipo de esfuerzo es siempre una buena inversión.

2. Él está orgulloso de ti
Él no tiene miedo de decirle al mundo entero que te ama. Él está incluso orgulloso de poder presentarte a sus amigos y familiares y siempre se siente que eres alguien digno de recibir toda clase de elogios. Recuerda que esto debe ser un camino de comunicación que fluya en ambos sentidos, por lo que no te limites solamente a recibir buenas palabras y tómale la iniciativa en cuanto a recordarle lo maravilloso que es él también. Podría ser una buena forma de reforzar vuestra relación.

3. Él no juega a “te agarro el culo” en público
Esto quiere decir que él no es ese tipo “pervertido”. Él te trata con amor y respeto y no busca solo una compañera de cama. Eso no significa que no te desee, sino que sabe respetar los momentos en los que debe transformarse de amante a respetuosa pareja. Al fin y al cabo no necesitas ser una persona fácil para lograr fijarlo a tu lado. Respétate tanto como necesites y lograrás encontrar a quien realmente te ame por tu personalidad.

4. Nunca olvida su billetera
Él no permitirá que tu pagues las cuentas diciendo: “ah, se me olvidó mi billetera, ¿te importa …?” Pero, por supuesto, hay una exención a esta, la mujer puede pagar las cuentas a veces pero no en la medida en la que parece que le guste ser su mamá. Siempre debes estar preparada para pagar lo tuyo, pues no es tampoco bueno que te muestres como alguien dependiente o caradura con tu pareja. Si luego ya él tiene la intención de pagar lo de ambos, estupendo. ¿Identificas a tu pareja con estos puntos?

5. Es muy cariñoso
Él te muestra su cariño y ternura cuidándote, y no se avergüenza en darte abracitos en cualquier circunstancia. No significa que siempre debáis estar como adolescentes en cualquier situación, pero mostrarte su cariño no debe ser algo que parezca mitológico, sino más bien una norma cotidiana que te haga elevarte al Olimpo de los dioses. Puede que también acompañe sus abrazos, caricias y besos con otro tipo de detalles románticos.

6. Está lleno de sorpresas
Él nunca dejará de sorprenderte. No sólo con los regalos al azar, flores y chocolates, sino también por ser una mejor persona cada día. Ten en cuenta que los regalos caros no simbolizan amor verdadero, sino dar tanto como tengas por tu pareja. A veces se debería valorar más una humilde flor que todo un ramillete si para conseguir lo primero tuvo que sacrificar casi todo su tiempo y dinero. Sobre todo tómate siempre tu tiempo para saborear las experiencias vitales y no tanto las posesiones.

7. Él es caballeroso
Esto es bastante auto-explicativo, básicamente esto significa que hace lo que haría un verdadero caballero, como por ejemplo ayudarte a sentarte en la mesa, dejando que entres primera por la puerta… Si bien es cierto que muchas mujeres huirían de este tipo de personas, dejarte querer, sentirte agasajada y responder a una cortesía nunca está de más. Al fin y al cabo si el motivo es que te quiere y te respeta, ¿qué hay de malo?

8. Te espera pacientemente a que termines tu compra
Ir de compras no es la especialidad de los hombres, pero si a un chico le importas, estará dispuesto a pasar el tiempo de compras contigo, sin hacer los comentarios mordaces y sin poner caras. Eso sí, si logras dar con uno que sea capaz de acompañarte y esperar las largas horas que pasas eligiendo la mejor ropa que vaya a juego con tu increíble figura, no le premies con una cara larga si empieza a mostrar signos de cansancio. Seguro que tu respuesta sería la misma si vas de compras con él a alguno de sus hobbies. El caballero perfecto puede que no exista, pero posiblemente tu pareja coincida en muchos de estos puntos.

9. El te respeta no sólo a ti, sino también a las personas importantes en tu vida
El respeto es una cosa muy importante a tener en cuenta cuando se está en una relación. Si él es super dulce contigo, pero constantemente muestra falta de respeto a tus padres o amigos, es necesario cortar con él. El respeto debe tener en cuenta no sólo para ti, sino también para los que amas. Al fin y al cabo el resto de personas que conforman tu círculo más cercano e íntimo de amistades se merece el mismo cariño, sino más, que tu propia pareja. Un hombre inteligente sabrá apreciar estas palabras y dar con el equilibrio perfecto.

10. Él confía en ti con toda su fuerza
Él no tiene dudas, porque confía en ti por completo. Los dos sois capaces de hacer vuestras propias cosas sin que el otro se convierta irracionalmente celoso, sospechoso, o enojado. Recuerda que es la confianza la que hace que una relación sea sana, sin ella el amor no puede durar. Déjate sujetar por sus palabras de apoyo en momentos difíciles, sus muestras de cariño oportunas conviértete en su propio pilar cuando él te necesite. Si tu pareja es un verdadero caballero sabrá valorarte en tu justa medida.

11. Sois como mejores amigos que no guardan secretos
Sois amantes y mejores amigos al mismo tiempo. Os conocéis plenamente entre sí, y no hay secretos que estén ocultos entre los dos. Habláis como mejores amigos, jugáis como niños, discutís como una pareja y os protegéis uno a otros como hermanos. Esta combinación tan saludable puede ser la que determine el verdadero sentimiento de felicidad y de convivencia sana y saludable. Foméntala cuanto puedas.

12. Los dos tenéis visiones similares para el futuro
Los dos tenéis cosas planeadas, cosas similares que queréis de la vida. Niños, casa, coches, estáis de acuerdo con ello y lo habéis hablado y planeado juntos. Puede que a veces no os decidáis por el color de las paredes, pero si en general compartís un punto de vista de cómo debería ser vuestra propia vida en común os auguramos una felicidad plena y una relación lo suficientemente larga como para disfrutar de vuestro amor. Si hasta ahora habíamos acertado, estamos a un paso de dar por perfecto a tu chico.

13. No tenéis miedo de ser vosotros mismos al estar juntos
La honestidad es lo que os mantiene juntos. No tenéis miedo de mostrar vuestra verdadera naturaleza con la locura, el sentido del humor, o incluso haciendo las cosas más vergonzosas sin que os miréis mal, porque esto no es lo que realmente importa. Lo más importante es que disfrutáis de poder estar juntos siendo vosotros mismos, sintiéndoos cómodos.

14. Él te anima y apoya en la búsqueda de tus sueños
Él es tu fan número 1, un hombre ansioso que quiere apoyarte en todo lo que quieras llegar a ser en la vida, y se esfuerza cada vez que te sientas mal. Normalmente este tipo de hombres suelen buscar la forma de sentirse parte de tus propios planes, un músico más dentro de tu propia orquesta y, gracias a ello, terminan por convertirse siempre en uno de los papeles más importantes de la misma.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *