9 increíbles trucos para evitar tener los pechos caídos

Tus pechos te lo agradecerán después (o quizás no).

Como claramente evitar que nuestros pechos se caigan es la MAYOR misión de nuestra vida (nótese el sarcasmo, por favor) existen varios métodos poco convencionales en los que quizás aún no hayas pensado. Lo bueno es que hoy es nuestro día de suerte, porque la artista e ilustradora Alice Mongkongllite pudo expresar en dibujos lo que a veces nos cuesta expresar en palabras (léase: nos da IGUAL si se nos caen los pechos, ¿acaso no hay cosas más interesantes de las que ocuparse? ¿dominar el mundo por ejemplo?)

1. Ata globos en tus pezones

Puede parecer ridículo, pero cualquier cosa es mejor que tener pechos caídos.

2. Haz flexiones, pero no de las comunes: FLEXIONES DE PECHOS

En el fondo, todos sabemos que el grave problema es que nuestros pechos no están en buena condición física. ¡Es hora de cambiar eso!

3. Contrata a alguien para que camine tras de ti todo el día levantándote los pechos

Asegúrate de que sus manos sean del tamaño correcto.

4. Invierte y consigue una repisa para pechos. ¿Para qué necesitas libros, después de todo?

 

¡Un simple pedazo de madera las hará ver increíbles!

 

5. No duermas sobre tu estómago. Ni de lado. Ni sobre tu espalda. Simplemente no duermas

Tus pechos se ponen aún peor cuando estás desparramada en la cama, así que evita dormir a todo costo.

6. Usa un sujetador SIEMPRE. Incluso en la ducha

Tus pechos se ponen aún peor cuando estás desparramada en la cama, así que evita dormir a todo costo.

6. Usa un sujetador SIEMPRE. Incluso en la ducha

¡Si las dejas libres te llegarán al piso!

7. Evita los ejercicios donde tengas que saltar o se produzca un rebote porque pueden dañarte los ligamentos. Ejemplos: saltar la cuerda, usar camas elásticas, saltar en el lugar, correr, caminar, moverte o básicamente hacer cualquier cosa

Simplemente quédate quieta. Te lo agradecerás en un par de años más.

8. Camina todo el tiempo con los brazos extendidos para que parezca que tus pechos están más ‘parados’

 

¡Es una súper manera de ejercitar!

9. Masajea tus pechos con plumas de algún ave para fomentar su elevación

Asegúrate de que las plumas sean de un pájaro que vuela, sino, no sirve.

¿Qué locura, no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *