Hombre de 256 años rompe silencio y revela su secreto: Hombre más viejo del mundo Li Ching- Yuen


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Te lo voy a contar. Este es el secreto del hombre más viejo del mundo Li Ching-Yuen, quien vivió 256 años. Así lo reflejó la documentación a la que tuvo acceso el diario estadounidense The New York Times.

Poco después de su muerte en 1933, el rotativo neoyorquino dio a conocer la increíble historia de aquel anciano. Supuestamente había nacido en 1677 en la población de Qi Jiang, provincia de Szechun en China.

El profesor Wu Chung-Chieh, director del Departamento de Educación en la Universidad de Chengdu, China descubrió dos documentos que contenían pruebas contundentes sobre su edad.

En 1827 el Gobierno Imperial Chino le felicitaba por su cumpleaños 150. En 1877 volvieron a felicitarlo, esta vez por sus dos centenares de años.

El mismo investigador halló registros que certificaban que el anciano había nacido en 1677.

Li Ching-Yuen fue, durante su prolongada existencia médico, herborista y maestro Tao.

Pudo viajar por toda China mientras recolectaba hierbas y piedras, hasta que se dedicó a la alquimia interior, para la época en la que vivía en el templo taoísta de Yu Qing.

Por aquellos tiempos, Yuen aseguraba que tenía 197 años de edad, porque presuntamente había nacido en 1734. Años más tarde el investigador Chieh comprobó que en realidad había nacido mucho antes.

Se dice que Li Ching-Yuen tuvo 23 esposas y unos 200 hijos. El longevo hombre enterró a esas 23 damas y al momento de fallecer estaba casado con una mujer de 60 años.

En 1928 se le acreditaban 180 hijos vivos, lo que equivale a 11 generaciones.

Forjando el secreto del hombre más viejo del mundo: Li Cheng-Yuen
Se dice que Ching-Yuen sabía leer y escribir a los diez años de edad. Hacia esa misma época aprendió a recolectar y preparar las hierbas que le proporcionarían esa prolongada existencia. El secreto lo conocería mucho más adelante y ya te lo estaré contando.

Aquellos viajes en su primera década de vida incluyeron pasos por Annam, Kansu, Tibet, Manchuria y Siam. Ahí comenzó a formar el secreto del hombre más viejo del mundo.

Fue en Kai Hsien Yang donde años más tarde recibió enseñanzas de una serie de maestros taoístas renombrados, quienes lo formaron en alquimia interna y la terapia medicinal china “chi kung”. Esta consiste en controlar la respiración. Aquel aprendizaje sería la base para su larga vida.

También aprendió el secreto para una vida longeva y saludable consumiendo hierbas.

Por supuesto, el maestro Li Ching-Yuen aprendió artes marciales y a sus 71 años formó parte del ejercito provincial de Chyi Yeuh Jong, Comandante en Jefe de la región donde residía. Allí llegó a ser consejero táctico del ejercito imperial e instructor de artes marciales. Al mismo tiempo era practicante del taoísmo así como de otras tendencias de la meditación.

Tras su paso por el mundo militar, Ching-Yuen se retiró para tomar rumbo a las montañas. Aquel ambiente fue ideal para continuar recolectando hierbas medicinales que contribuían a mantenerlo saludable, lúcido y joven.

Finalmente, el secreto o ¿los secretos?
Un discípulo llamado Da Liu, fue quien reveló el secreto del hombre más viejo del mundo, Li Chin-Yuen. Según el relato del hombre, cuando el maestro contaba 130 años de edad, conoció a un viejo ermitaño en las montañas, quien supuestamente tenía 500 años.

Aquel personaje le habría enseñado una serie de ejercicios y técnicas de respiración, además de una formación de movimientos coordinados con sonidos y varias sugerencias alimenticias.

Según el alumno de Ching-Yuen, su maestro siguió aquellas enseñanzas al pie de la letra, por lo que vivió casi el doble de lo que había existido hasta ese momento.

Ching-Yueng solía acostarse temprano, madrugaba para levantarse, no ingería alcohol, tampoco fumaba. Se alimentaba siempre a las mismas horas.

Además habría descubierto unas hierbas en las montañas de Yunnan con propiedades para eludir el paso del tiempo y los efectos que tiene sobre los humanos. Todo ese conjunto de elementos los uso permanentemente en el transcurso de su larga vida.

Es bueno resaltar que tanto el ginseng como la Centella Asiática son hierbas con poderes antioxidantes y alcaloides con efectos rejuvenecedores, que además ayudan a preservar la memoria, a mantener sana la mente.

La única foto y fallecimiento
En 1927 poco antes de fallecer, al maestro Li Ching-Yuen lo invitaron al palacio de Szechun, provincia donde nació, para compartir con su amigo, Yang Sen, general y caudillo de la zona.

El militar tenía curiosidad por saber el secreto del anciano para mantenerse fuerte y lleno de vida a pesar de sus 256 años de edad. Fue en ese sitio donde se le hizo la única fotografía que se conoce.

Seis años después de aquella visita, Ching-Yuen murió por causas naturales en su casa (6 de mayo de 1933).

El general Seng, aún intrigado por el caso de la longevidad del viejo, ordenó hacer una investigación para tratar de descubrir cómo había hecho para vivir dos siglos y medio.

Antes de conocerse esta maravillosa historia, la humanidad pensaba que el humano que había vivido más años era la francesa Jeanne Louise Calment.

Su existencia se extendió por 122 años y 164 días. Así que Li Ching-Yuen no solo es el hombre más viejo del mundo sino el humano más viejo del mundo.

Anécdotas del hombre más viejo del mundo
Vecinos del barrio donde vivió Li Ching-Yuen afirmaron al New York Times en 1933, que sus abuelos concieron al longevo caballero cuando eran unos niños. Ya era un hombre adulto.

Esas personas resaltaron que Ching-Yuen gozaba de excelente salud, era robusto, ágil. Era buen conversador, con un tono de voz audible y muy lúcido a pesar de su avanzada edad.

Para la posteridad, Li Ching-Yueng dejó su lema como legado: “Mantén tu corazón tranquilo, siéntete como una tortuga, camina alegre como una paloma y duerme como un perro”.

Así que si deseas tener una larga vida toma el ejemplo de este hombre.

El significado de cómo duermes con tu pareja revela el tipo de Relación


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Te has preguntado cuál es el significado de cómo duermes con tu pareja. Tal vez nunca te habías detenido a pensar en eso, pero las posiciones en las que duermes con tu pareja dicen algo de la relación.
Muchas veces llegas cansada a casa, con ganas de tomar una ducha, comer algo e ir a la cama, sin tomar en cuenta que hay un significado implícito en la forma en que duermes con tu media naranja.

En estas líneas voy a enseñarte el significado de cómo duermes con tu pareja, repasando las posiciones que generalmente se adoptan al momento del descanso en la cama.

El lenguaje corporal al dormir puede variar de acuerdo al momento que vivas con tu pareja, pero definitivamente existen lecturas para cada posición, que se ajustan a las situaciones que vives con esa persona.

Cuando has te has peleado con tu consorte y comparten la cama, seguro intentas evitarle dándole la espalda para dormir, tal vez no sabías que hasta dándole la espalda se puede interpretar el estado de esa relación.

En cambio, cuando el día ha sido romántico, especial, apasionado, la manera de descansar juntos refleja ese instante que están viviendo. Duermen muy cerca, abrazados, en contacto. Allí también hay significados.

Especialistas señalan que la posición en que duermen las parejas refleja el momento por el que están pasando. Si bien varía el lenguaje corporal, la disposición sobre la cama expresa la situación que atraviesan.

¿Quieres saber lo que quiere decir las posiciones que asumes para dormir con tu ser amado?
Quizás te sorprendas al leer cada significado de cómo duermes con tu pareja, pero tal parece que en la mayoría de los casos son ciertas las apreciaciones de los especialistas.

De espaldas, en contacto

Esto refleja respeto al espacio individual pero sin dejar de estar unidos. Estas parejas son dinámicas, llevan la vida independiente, tienen una relación estable y saludable. A decir de los expertos, dormir así, expresa confianza entre las dos personas sin que uno esté en presencia del oro.

De espaldas sin tocarse
Indica que hay algo que puede estar marchando mal en la relación. Probablemente los dos estén en busca de mayor libertad e independencia. Por eso optan por no tener contacto mientras duermen. Según especialistas, si los cuerpos no se tocan y se encuentran en sentidos opuestos, puedes estar en presencia de una posible disputa por ser independientes.

De frente, sin tocarse
¡No te alarmes! Aunque no se toquen, el hecho de dormir de frente indica que hay una fuerte cercanía. Que hay necesidad de ver a su pareja durmiendo. Los expertos señalan que quienes duermen así respetan el espacio de su media naranja. Esta posición también denota deseo de intimidad. Ambos respetan sus momentos de intimidad, pero hay una conexión que no los deja estar distantes. Suelen ser parejas que asumen sin inconvenientes los problemas cotidianos y la rutina.

Entrelazados
Inequívoca señal de deseo y pasión muy fuertes. Indicativo de que una relación esta iniciándose. Por lo general ocurre cuando los dos caen dormidos después de hacer el amor. Esta posición al dormir podría revelar deseo sexual, pero también hay quienes sostienen que la pareja que recurrentemente duerme así podría sufrir de celos.

Cucharita
Uno de los dos une la parte delantera de su cuerpo con la zona posterior del otro y le pasa el brazo por el torso. El que se ubica detrás toma la posición de protector del otor. Para los especialistas, implica que hay confianza, porque quien abraza es el protector y la otra persona se siente segura y protegida. Esta forma de dormir expresa armonía y pasión. En ocasiones puede reflejar la existencia de cierta inseguridad en la relación.

Abrazados
Cuando uno de los dos descansa sobre el pecho o el hombro del otro y ambos se rodean con los brazos, es señal de que entre esta pareja hay amor, compromiso y cariño. Indica que las cosas están muy bien entre los dos y llevan una formidable vida sexual. Según los estudiosos del tema, dormir con la cabeza sobre el pecho o el hombro del otro es sinónimo de que esa persona se siente muy segura de su consorte.

Espacioso y reducida
Uno ocupa más espacio que el otro en la cama. Demuestra que alguno de los dos tiene mayor preponderancia que el otro en la relación. Denota escaso afecto. No es una posición buena para la pareja. El que invade la mayoría del espacio no demuestra afecto por el otro. El que habita en el sector reducido sufre de baja autoestima e inseguridad.

Pies entrelazados
Cuerpos separados, pero los pies se entrelazan. Aquí se evidencia amor, pero también que hay diferencias en la relación. Dormir de esa manera es reflejo de compromiso mutuo y complicidad entre pareja. No obstante es necesario ponerle mayor atención a la relación. Otra evidente prueba del significado de cómo duermes con tu pareja.

Uno toca al otro
Cuando hay cierta distancia pero uno toca al otro quiere decir que quien hace el contacto necesita tener a su pareja cerca, le preocupa el futuro y el destino de la relación; pero el otro requiere de libertad en su vida.

Con espacio, sin tocarse
En este caso, duermen con cierta distancia, ocupan espacios similares, pero no se tocan. Esto se interpreta como que existe respeto al espacio del otro y que hay mucha confianza.

Estoy seguro de que ahora prestarás más atención a las posiciones que adoptas en la cama para el descanso nocturno, después de aprender el significado de cómo duermes con tu pareja.

Consume esto justo antes de dormir y reduce 1 kilo de grasa abdominal: Limón, Pepino, Aloe vera y Perejil para reducir grasa abdominal


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Te presento una bebida a base de limón, pepino, aloe vera y perejil para reducir grasa abdominal. Es infalible para que te deshagas de esos kilos de más que recubren tu zona abdominal, para que luzcas esa figura que siempre has deseado.

Seguramente ya habrás probado infinidad de recetas naturales así como pastillas, tés o infusiones, pero este batido te dejará gratamente sorprendida por su efectividad.

Las decepciones serán cosa del pasado una vez pruebes esta mezcla de limón, pepino, aloe vera y perejil para reducir la grasa abdominal. Te recomiendo esta sencilla preparación para que obtengas resultados óptimos.

Uno de los aspectos más interesantes de esta preparación, es que con consumir un solo vaso diariamente, los efectos se harán presente muy rápido. Irá eliminando las capas de grasa de tu barriga sin que te des cuenta.

Toma limón, pepino, aloe vera y perejil para reducir grasa abdominal antes de dormir
Antes de ir a dormir cada noche bebe un vaso de este jugo de limón, pepino, aloe vera y perejil para reducir la grasa abdominal. Mientras tú descansas las sustancias presentes en estos componentes irán trabajando.

¿Por qué tomarlo antes de ir a la cama en la noche?
La respuesta es sencilla. Mientras estás durmiendo, tu metabolismo trabaja más lento de lo acostumbrado, por lo tanto, al consumir este jugo aumentará, lo que ayuda a tu cuerpo a quemar calorías.

Propiedades de los ingredientes de este jugo

Limón
Esta fruta cítrica posee múltiples propiedades beneficiosas para la salud.

En este caso, se aprovecha sus cualidades para eliminar grasa y toxinas en el cuerpo, para ayudar al sistema a librarse de las impurezas.

Pepino
Por su bajo contenido calórico, los pepinos son ideales para regímenes dietéticos dirigidos a reducir la grasa corporal.

Un pepino completo contiene 45 calorías. Además son ricos en agua y fibra, son muy refrescantes y se recomienda su consumo a diario para eliminar grasa.

Perejil
Esta rama contiene pocas calorías, rica en antioxidantes, minerales y vitaminas, buenas para la retención de agua sin que esto produzca sensación de hinchazón o malestar de estómago.

El perejil desintoxica el cuerpo, desinfla la barriga y mejora la digestión.

Aloe vera o sábila
En realidad esta maravillosa planta es excelente para muchos usos como la medicina, la cocina, la belleza y entre otras para depurar el cuerpo mediante la eliminación de grasas y toxinas.

Retrasa el crecimiento de los radicales libres del cuerpo, reduce la inflamación y estimula la tasa metabólica que beneficia el mayor consumo energético. Este proceso te ayuda a estabilizar y reducir el índice de masa corporal.

Jengibre
Otro maravilloso elemento con propiedades para derretir la grasa excesiva del abdomen, prevenir el estreñimiento y acelerador del metabolismo.

Sus compuestos se combinan para que rápidamente puedas quemar la grasa abdominal y contribuye a que dejes de comer en exceso.

Preparación y consumo
Un pepino
Un manojo de perejil
El jugo de un limón
Una cucharada de jengibre fresco rallado
1 cucharada de gel de aloe vera o sábila
Medio vaso de agua
Vierte todos los ingredientes en una licuadora o procesador hasta lograr una mezcla homogénea y consumela justo antes de acostarte a dormir.