Critican a la madre por no ayudar a su bebé en la piscina la razón detrás es desgarradora

lo increible 14581 Visitas


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
En un vídeo que dio mucho de qué hablar 2106 uno ve a la madre Keri Morrisson y a su hija Julia.

Luego se ve cuando la niña se cae en la piscina, tras que le hayan mostrado un zapato de plástico.

La bebé queda con la cara hacia abajo en el agua pero sin embargo la madre solamente se queda sentada sin ayudar a su hija.

El vídeo se difundió por todo el mundo y la madre recibió mucha crítica por su comportamiento muchos decían que ella era una mala madre porque se negaba a ayudar a su hija.

Pero resulta que el vídeo no muestra toda la verdad.

Para callar la crítica Keri decidió explicar la razón de por qué había actuado de esa forma.

Algunos años antes la familia había estado de vacaciones en Orlando, Estados Unidos con el hijo Jake, de 2,5 años. Él se salió por una puerta trasera y se cayó en una corriente de agua. Jake se ahogó.

“Yo lucho pensando en que mi hijo se cayó al agua sin saber lo que tenía que hacer. Y ese pensamiento y esa visión hace que quiera que otros niños, no solamente los míos, estén seguros y puedan hacer esto en el agua”, le cuenta Keri a Fox News.

En una situación de vida y muerte es importante mantener la calma y respirar. Cuando Julia solo tenía 13 meses empezó a entrenar para poder manejar este tipo de situaciones para mantener la calma y poder flotar si se cae al agua.

Practicar

Ashleigh Bullivant de Infant Swimming Resource explica que pequeños niños a través de ejercicios de respiración pueden entrenar, para poder contener la respiración.

Loa niños pueden aprender a nadar en 4 semanas, con solo 10 minutos de práctica cada día.

“Para mí se trata de protegerla, eso es lo que una madre debe hacer”, dice Keri.

“Yo siento que traicioné a mi hijo y no voy a fracasar con mis hijas.”

Compartir

Comentarios